Operaciones UAS/Drones - Categoría Abierta (Subcategorías A1, A2 Y A3)

    La categoría operacional ‘abierta’ cubre todas las operaciones con UAS que sean de bajo riesgo operacional, como marca la normativa europea y no requieren de ninguna autorización operacional ni de una declaración por parte del operador del UAS previo al vuelo.

    Los operadores de UAS, que residan si son personas físicas o que tengan su centro de actividad si son personas jurídicas en España, deberán registrarse de forma telemática a través de la sede electrónica de AESA a partir del 31 de diciembre de 2020, cuando:

    • Utilicen en la categoría ‘abierta’ cualquier aeronave no tripulada:
       
      • Con una MTOM de 250 g o más, o que, en caso de colisión, pueda transferir a un ser humano una energía cinética superior a 80 julios;
      • equipada con un sensor capaz de capturar datos personales, salvo que sea conforme con la Directiva 2009/48/CE (“Directiva de juguetes”).
    • Utilicen una aeronave no tripulada de cualquier masa en la categoría ‘específica’.

    Para registrase como operador puede acceder a través de la sede electrónica de AESA desde el 31/12/2020 (enlace al trámite)

    Nota: Un operador de UAS es toda persona física o jurídica que utilice o tenga intención de utilizar uno o varios UAS, tanto para fines profesionales como recreativos.

Operaciones de UAS en categoría ‘abierta’ que cumplan el Reglamento Delegado (UE) 2019/945


    Para las operaciones con UAS en categoría ‘abierta’ se deben cumplir los siguientes requisitos que exige el artículo 4 del Reglamento de Ejecución (UE) 2019/947:

    • El UAS pertenece a una de las clases establecidas en el Reglamento Delegado (UE) 2019/945, es de construcción privada o cumple las condiciones definidas en el punto “UAS/drones sin marcado de clase”.
    • MTOM < 25 kg;
    • mantener una distancia horizontal segura de las personas y no sobrevuele concentraciones de personas;
    • mantener el UAS en alcance visual (VLOS) del piloto a distancia en todo momento, con excepción en caso de volar en modo sígueme o cuando haya un observados de la aeronave no tripulada;
    • límite máximo de altura de vuelo, desde el punto de despegue, de 120m.
    • durante el vuelo el UAS no dejará caer artículos ni transportará mercancías peligrosas.

    A su vez la categoría ‘abierta’ se divide en 3 subcategorías: A1, A2 y A3.

    Subcategoría A1

    Las operaciones en subcategoría A1 se realizan evitando el sobrevuelo de personas no participantes y de concentraciones de personas. Los UAS aptos para volar dentro de esta subcategoría deben tener alguna de las siguientes características:

    • Ser de construcción privada con una MTOM <250 g y velocidad máxima inferior a 19m/s.
    • Tener una MTOM <250 g, sin marcado de clase y hayan sido introducidas en el mercado antes del 1 de enero de 2023, con los requisitos expuestos en el punto “UAS/drones sin marcado de clase”.
    • Llevar etiqueta de marcado de clase C0 y por tanto cumplan con los siguientes requisitos técnicos:
      • MTOM < 250 g;
      • velocidad máxima en vuelo horizontal de 19m/s;
      • fuente de alimentación eléctrica.
    • Llevar etiqueta de marcado de clase C1 y por tanto cumplan con los siguientes requisitos técnicos:
      • MTOM < 900 g o energía transmitida en caso de impacto < 80 J;
      • velocidad máxima en vuelo horizontal de 19m/s;
      • fuente de alimentación eléctrica;
      • número de serie único;
      • sistema de identificación a distancia directa y de red;
      • sistema de geoconsciencia;
      • sistema de aviso de batería baja para la aeronave no tripulada y la estación de control (CS).

    Subcategoría A2

    Las operaciones en subcategoría A2 se realizan manteniendo una distancia horizontal de seguridad de al menos 30 m respecto de personas no participantes en la operación.

    Las operaciones en la subcategoría A2 únicamente se realizarán con UAS que lleven la etiqueta de marcado de clase C2, es decir, que cumplan con las siguientes características:

    • MTOM < 4 kg;
    • salvo si es una aeronave no tripulada de ala fija, estar equipado con un modo de baja velocidad seleccionable que limite la velocidad a un máximo de 3 m/s;
      • fuente de alimentación eléctrica;
      • número de serie único;
      • sistema de identificación a distancia directa y de red;
      • sistema de geoconsciencia;
      • sistema de aviso de batería baja para la aeronave no tripulada y la estación de control (CS);
      • estar equipado con un enlace de datos protegido contra el acceso no autorizado a las funciones de mando y control (C2);
    • equipar luces para control de actitud y vuelo nocturno.

     

    Subcategoría A3

    Las operaciones en la subcategoría A3 se realizan en zonas terrestres controladas donde no se exponga en riesgo a ninguna persona no participante y a una distancia horizontal de seguridad mínima de 150 m de zonas residenciales, comerciales, industriales o recreativas.

    Las operaciones en la subcategoría A3 se realizan con aquellos UAS que cumplan con alguno de los siguientes requisitos:

    • Ser de construcción privada con una MTOM < 25 kg.
    • Sin marcado de clase y hayan sido introducidas en el mercado antes del 1 de enero de 2023, con los requisitos expuestos en en el punto “UAS/drones sin marcado de clase”.
    • Llevar etiqueta de marcado de clase C2.
    • Llevar etiqueta de marcado de clase C3 y por tanto cumplan con los siguientes requisitos técnicos:
      • MTOM < 25 kg y una dimensión máxima inferior a 3 m;
      • fuente de alimentación eléctrica;
      • número de serie único;
      • sistema de identificación a distancia directa y de red;
      • sistema de geoconsciencia;
      • sistema de aviso de batería baja para la aeronave no tripulada y la estación de control (CS);
      • estar equipado con un enlace de datos protegido contra el acceso no autorizado a las funciones de mando y control (C2);
      • equipar luces para control de actitud y vuelo nocturno.
    • Llevar etiqueta de marcado de clase C4 y por tanto cumplan con los siguientes requisitos técnicos:
      • MTOM < 25 kg;
      • ser controlable y maniobrable de manera segura por un piloto a distancia siguiendo las instrucciones del fabricante;
    • no disponer de modos de control automático, excepto para la asistencia a la estabilización del vuelo sin ningún efecto directo en la trayectoria y para la asistencia en caso de pérdida del enlace, siempre que se disponga de una posición fija predeterminada de los mandos de vuelo en caso de pérdida del enlace;
    • estar destinadas para la práctica del aeromodelismo.

UAS/drones sin marcado de clase


    Las disposiciones particulares relativas al uso de determinados UAS en categoría ‘abierta’ se indican en el artículo 20 del Reglamento de Ejecución (UE) 2019/947. Los UAS que no sean de fabricación privada y cumplan con la directiva de comercialización de productos aplicable actualmente en la Unión Europea (Decisión 768/2008/CE), pero no pertenezcan a una de las clases C0, C1, C2, C3 o C4 establecidas en el Reglamento Delegado (UE) 2019/945 de la Comisión, podrán seguir utilizándose si han sido introducidos en el mercado de la Unión Europea antes del 1 de enero de 2023 de la siguiente forma:

    • Si la masa máxima de despegue de la aeronave no tripulada es inferior a 250 g, incluida la carga útil, operación en subcategoría A1.
    • Si la masa máxima de despegue de la aeronave no tripulada es inferior a 25 kg, incluidos el carburante y la carga útil, operación en subcategoría A3.

Transitorio categoría ‘abierta’ UAS no cumplan Reglamento Delegado (UE) 2019/945


    Los UAS que vayan a operar en categoría ‘abierta’ y no pertenezcan a una de las clases C0, C1, C2, C3 o C4 establecidas en el Reglamento Delegado (UE) 2019/945 de la Comisión, podrán seguir utilizándose hasta el 1 de enero de 2023 bajo las siguientes condiciones, como se recoge en el artículo 22:

    a) Si la masa de despegue de la aeronave no tripulada es inferior a 500 g, operación en subcategoría A1, por un piloto a distancia que se recomienda que esté familiarizado con el manual de usuario del fabricante o, a falta de éste, documento equivalente desarrollado por el propio operador de UAS;

    b) Si la masa de despegue de la aeronave no tripulada es inferior a 2 kg, y se opera a una distancia horizontal mínima de 50 m de las personas, por pilotos a distancia con un nivel de competencia al menos equivalente al correspondiente a la subcategoría A2, considerándose aceptable estar en posesión de un certificado básico o avanzado según la Ley 18/2014 o al Real Decreto 1036/2017 y realizar una declaración de autoformación práctica; y

    c) Si la masa de despegue de la aeronave no tripulada es inferior a 25 kg, y la operación se lleva a cabo en subcategoría A3, por pilotos a distancia con un nivel de competencia al menos equivalente al correspondiente a las subcategorías A1 y A3, considerándose aceptable estar en posesión de un certificado básico o avanzado según la Ley 18/2014 o al Real Decreto 1036/2017.

¿No encuentras lo que buscas?

Preguntas frecuentes
Contacta