editorEnriquecido.css 200313_easa_directiva_coronavirus_pasajeros-Galería de noticias-Noticias-AESA-Agencia Estatal de Seguridad Aérea

EASA emite una directiva de seguridad para combatir la propagación de COVID-19 a través de viajes aéreos

Madrid, 13 de marzo de 2020 (AESA)

La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) ha emitido una directiva de seguridad para reducir el riesgo de propagación del nuevo coronavirus a través de vuelos hacia y desde áreas de alto riesgo. Esta es la primera medida operativa en toda la UE para controlar la propagación de COVID-19 en Europa.

La directiva de seguridad especifica las medidas que se deben tomar para los vuelos que sirven a destinos de alto riesgo. Exige la desinfección y limpieza a fondo de las aeronaves que operan desde destinos de alto riesgo después de cada vuelo. Solo se pueden hacer excepciones cuando se usan desinfectantes con un efecto más duradero, pero incluso en esos casos se requiere una desinfección completa a más tardar 24 horas después de la salida de un aeropuerto de alto riesgo.

"Necesitamos asegurarles a los pasajeros, a la tripulación y al personal del aeropuerto que su salud y su seguridad es nuestra principal prioridad", dijo la comisaria europea de Transporte, Adina Valean. “La UE está tomando medidas concretas para limitar y frenar la propagación del nuevo coronavirus. Es por eso que EASA ha emitido una nueva directiva de seguridad sobre la desinfección total de todas las aeronaves después de cada vuelo desde las áreas de alto riesgo tanto en Europa como fuera de ella, así como la disponibilidad y el uso de la tarjeta de localización de pasajeros a bordo de estas aeronaves".

La definición de áreas geográficas de alto riesgo se basa en las evaluaciones y orientaciones del informe de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitidas por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), combinadas con evaluaciones regionales de salud pública.

EASA recomienda además que las aerolíneas que operan todas las rutas aumenten la frecuencia de limpieza, desinfecten como medida preventiva y garanticen la desinfección completa de cualquier avión que haya transportado a un pasajero sospechoso o confirmado como infectado con COVID-19. Los gestores aeroportuarios deben desinfectar las terminales de manera similar.

"Esta directiva reafirma el compromiso de la aviación para combatir la propagación del nuevo coronavirus", dijo Patrick Ky, Director Ejecutivo de EASA. Somos conscientes de que muchas aerolíneas ya han mejorado sus procedimientos de limpieza, y los estados miembros han implementado medidas adicionales. Dado que el transporte aéreo es por su naturaleza internacional, y estamos lidiando con una pandemia global, la estandarización a nivel europeo hará que estas medidas sean aún más eficientes".

En breve, se publicará una guía adicional que recomendará que, en caso de que los vuelos no estén llenos, los pasajeros deben estar espaciados en toda la cabina si es posible. A los pasajeros también se les debe proporcionar toallitas desinfectantes de un solo uso que les permitan limpiar adicionalmente el área de su asiento para mayor tranquilidad personal.

Las recomendaciones específicas para la tripulación de cabina indican que los miembros de la tripulación que hayan tenido contacto directo con un caso confirmado deberán ser puestos en cuarentena durante 14 días. Se pedirá a los miembros de la tripulación de un mismo vuelo, que hayan entrado en contacto con un caso sospechoso que controlen su propia salud y reaccionen rápidamente ante los primeros signos de infección. Esto ayudará a frenar la propagación de la enfermedad y también garantizará la continuidad de las operaciones de vuelo, al garantizar que el personal no transmitirá el virus dentro de su organización.

Compartir en Linkedin (abre en ventana nueva)
Compartir en Twitter (abre en ventana nueva)